domingo, junio 15, 2008

4:12

Si se abisman mis palabras
y nada queda,
mi ser se despuebla.

1 Comments:

Blogger Abdiel Echevarría said...

Somos seres discursivos, sin embargo, hasta que punto el discurso se materializa y el cuerpo se vuelve virtual-discurso. Me gusta esta línea reflexión. Hasta que punto la mujer, igualmente el hombre, igualmente quienes rechazan estas categorías como yo, podemos escapar de esa cárcel como diría Cixous para el caso de la mujer. Muchas preguntas para pocos versos, pero ¡qué versos! Inquietante línea de reflexión Jocelyn. Un saludo.

jueves, julio 17, 2008 1:52:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google