viernes, junio 08, 2007

Letura del Tren:2

hago inventario

de todas las caricias que deben mis manos a tus ojos.

acaso aproximo

este silencio dactilar

a la dermis de tu voz

y suave albergo

un susurro en el eco de tu roce.

sucede

que contabilizo las maneras en que he de tocarme en tu mirada,

la acrobacia y el pulso agitado

que devienen en mi pecho

al imaginarme desvestida en tu palabra,

poblada en tu boca

y a esa posibilidad de ser infinita

si eres tú quien me lees

y si soy yo quien te leo en mí pronunciada.

tú yo: otra,

una sílaba que se mece en mi vientre

graficando una maternidad prestada,

la que me regalas cuando llegas.

y yo te doy paso

dispuesta a habitar el hueco

-ese abismo de nombres que conmueve.

por eso fecundo de abrazos tu llegada,

me despido de la espera:

nosotras amantes,

vida,

palabra,

un gemido que se cuela por cada resquicio

para hacer inventario

de toda la oscuridad que nos resta por tocar.

3 Comments:

Blogger Elidio La Torre-Lagares said...

tus finales le dan tremenda estocada al lector. pero qué suavidad de verso, que se va intensificando como si le estuvieran enterrando las palabras a uno... peor que no saber comenzar el poema es no saber terminarlo... usted está querida, Jo!

domingo, junio 10, 2007 9:11:00 p.m.  
Blogger Madam said...

Me fui en un viaje con los trapecistas y las oscuridades por conquistar. :) mmm.

lunes, junio 11, 2007 10:43:00 a.m.  
Blogger (...) said...

Inmensamente intenso. No me canso de leerte, un placer, sin ninguna duda.
Enhorabuena por ese don de hacer fácil el ver ocho mil imágenes con unas cuantas letras.

miércoles, agosto 22, 2007 6:58:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google