martes, abril 10, 2007

la palabra corazón


La palabra corazón

A mi primo Juan Carlos.

A todos los desamparos que alberga el corazón cuando alguien se va; a los desamparados de corazón.

Abres el periódico y buscas con desenfreno, como si el cuerpo inerte en el asfalto no hubiera sido suficiente confirmación de su muerte, como si la enésima llamada procurándote los detalles del acontecimiento no lograran atarte de una vez los pies a la tierra.

La página cuarenta y tres te dicta su nombre, describe el suceso, lo narra todo con el mismo dolor y frío que provoca el pellizco de una jeringuilla. La única diferencia es que el pellizco persiste. En cualquier otro momento, la noticia hubiese pasado desapercibida. Hoy no: cada vocal salta a buscarte los ojos, cada consonante se va pronunciando en tu mente y las letras pesan a la vista cuando terminas de reescribir su nombre. Entonces, reprendes todas las ocasiones en las que has ojeado un titular similar y dices un ‘ay bendito’ para tus adentros al pensar que son noticias de menos importancia.

Recuerdas que la última vez que le hablaste, vino llorando a tu casa. Decía que quería estar cerca de las cenizas de la abuela, que le hacía falta. También hablaba de un sueño en el que ella lo llamaba. Tú sólo supiste abrazarlo, asistirle las lágrimas y arrullarlo como se arrulla a un niño. Lo único que te tranquiliza de todo esto es que hace dos días escuchaste en su risa despreocupada y serena, una distancia a la tristeza de aquel otro suceso. Ahora sabes que la ausencia de ese sonido reverberará a diario en otras cosas.

Es curioso cómo siempre le has rehuido al uso de la palabra corazón y hoy se te hace inevitable decir que el corazón te duele. Será porque el dolor también te hace sentir más humano que nunca, porque el corazón pulsa vida y resiente la muerte.

Jocelyn Pimentel Rodríguez

6 de abril de 2007


foto de: imagesource en imges.com

6 Comments:

Blogger Joel said...

"Es curioso cómo siempre le has rehuido al uso de la palabra corazón y hoy se te hace inevitable decir que el corazón te duele."

Es curioso en verdad, que al escuchar a alguien decir "me duele el corazón", o "se me rompió el corazón", uno piensa en lo cursi que se oye... Pero, la verdad es que no hay otra forma de explicar esos dolores que te hacen des-vivir. Sólo a los que se les ha roto saben lo que es...

miércoles, abril 11, 2007 3:34:00 a.m.  
Blogger MaReS said...

Nada mas cierto que lo q comenta Joel, no se puede describir de otra manera el dolor, sientes que la vida se te va. Hermoso lo que has escrito Amiga, he estado un poco lejos, pero siempre cerca para leerte.
Un abrazote!

miércoles, abril 11, 2007 9:59:00 p.m.  
Blogger Joss said...

...porque está ahí para algo más que latir!

DTB

viernes, abril 13, 2007 5:04:00 p.m.  
Blogger Iva said...

este escrito me parte el alma...muchos abrazos querida amiga.

lunes, abril 16, 2007 9:44:00 p.m.  
Blogger Yetriz said...

Hace poco le sucedio lo mismo a mi primo. Vi su cuerpo inerte sobre el asfalto ardiente. Cuentan que sus ultimas palabras fueron dolorosamente desesperantes. Suplicaba ya sin fuerzas frente a la casa de mi tia: "Titi ayudame!" Pero no hubo ayuda que valiera, ya la mezcla de disiton con heroina que le inyecto su "amigo" habia hecho su efecto.

sábado, abril 21, 2007 1:46:00 p.m.  
Blogger ojitos said...

gracias a todos por las palabras de apoyo, eso vale un millon...
disculpen el hecho de q no haya comentado antes, por alguna razon, al cambiar del blogger viejo al nuevo, se me impedia utilizar mi user..pero ya corregi el error..asi que taraaaan!
un abrazo..
jocelyn

martes, mayo 01, 2007 7:52:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google