lunes, mayo 08, 2006

particularmente oscura


¿No han sentido alguna vez, que están particularmente oscuros? Es decir, ¿como brevedad de una misión taaaan larga que es mejor ni mirar dónde comienza o dónde termina? Quizás es ansiedad por la situación del país -situación de la cual se me recuerda a diario en mi jornada laboral, porque ahora mismo del gobierno depende quedarme en mi trabajo -y el jefe no cesa de repetirlo, como grabadora. O igual, pensar que tu profesión era una cosa y ...sorpresa! ahora mismo no lo es, aparece como otra, se ha convertido en otra: es una puta del interés económico...Aquí nada se conserva, todo se desecha. Así es nuestro concepto del pais: las cosas son desechables, porque importa más el apartamento de pésimo gusto, de un millón, en el Condado -en el reciclado vocabulario neoclásico que se repite como artefacto hecho en una fábirca-, que guradar aunque sea un trazo de lo que dio forma al tejido urbano que tenemos ahora. Apartamentos que por cierto, se venden de una sentá, en un fin de semana. Un millón es una cosa tan despreciable...¿y de dónde sale tanto dinero con las cosas como están? Ser exclusivo o aparentarlo, tiene un precio...si vieran que todo es la misma mierda: sea la casa de pepito del pueblo o la de la alcurrrrnia de alta sociedad, solo cambia el zip code y claro, hay más espacio para los be eme.
Quizás es que soy pesimista- los capricornianos tendemos a serlo- o que creo en el amor hoy un poco menos que ayer -requeteconfirmado por el "don't push it" con el que me salió un seudo jevo que tengo o que para los efectos, que tenía... o porque el recuerdo de una persona no deja de dar vueltas, tanto así que ha hecho surcos a mi alrededor, quedándome sin salida alguna, sin si quiera yo haberme dado cuenta de que eso sucedía...¿Dónde estás que nunca llegaste? ¿Qué cosa tan grande te lo impidió? Mientras, te levantas, cumples tu ocho a cinco, vuelves a tu casa. Ya ni una palabra te ronda.
Coño. ¿Qué pasa? ¿Dónde dejé a Jo? ¿Dónde está la ambición y el sueño? En momentos así, me pregunto cómo sería dejarlo todo, comenzar a explorar otro rumbo y dejar las cosas surgir...pero, ¿cómo se hace eso? Quiero volver a la universidad: allí todo era más simple.

Y si nada de esto hace sentido, ha de ser la hora y el exceso de cafeína.


foto de : charlotte whitmore

7 Comments:

Blogger MaReS said...

Ay Jo, te entiendo perfectamente. Yo tambien estoy pasando por momentos ocuros y a veces no veo ni un rayito de sol que me haga feliz!! Pero nada, siempre adelante.
Un abrazo!!

lunes, mayo 08, 2006 8:26:00 a.m.  
Blogger Madam said...

Jo: La poeta está ahí. Debajo de la oscuridad momentánea. ¿Sabes? Estos días me hacía preguntas similares. El valor del dinero, la obsesión por el aparentar, la ilusión de estudiante tronchada en la realidad laboral.
Hermanita zodiacal recuerda que la semilla del conformismo no habita en ti. Pronto vendrá la luz para la esperanza. Mira, que he dejado los cinismos a un lado, ya ni me conozco. :)
Un apretón.

lunes, mayo 08, 2006 12:01:00 p.m.  
Blogger Jose Borges said...

La incertidumbre es algo normal. No le temas. Está bien que te sientas así de vez en cuando, pero sabes que debes levantarte otra vez. "Fall down six times, get up seven". Voy a ti.

lunes, mayo 08, 2006 3:35:00 p.m.  
Anonymous liliana said...

sabras que te entiendo pero sin entender nada...ok, no se como te lo explico pero vamos, entre mujeres hay veces que este tipo de monologos existenciales son bastante comunes y bueno, ya una sabe por donde va la otra, somos telepaticas entre nosotras (es como el pms, solo otra mujer sabe tu sentir).

he intentado, no miento, he planificado (porque el intentar conlleva actividad fisica y te admito que como buena reina del procrastinar pues no he hecho nada) REINVENTARME ochocientas veces. tengo el formulario de los peace corps ya amarillo del tiempo que lleva en mi carro sin llenar (claro, en esa tengo justificacion, no soy ciudadana americana todavia, solo residente), compre una camara digital full power porque estaba podrida con seguir siendo publicista (ahi esta que casi ni la he usado porque esta industria no me deja cambiar de foro, pero al menos me da de comer y bastante bien no deberia quejarme).

nada, para no dejarme otro monologo indescifrable (pero comprensible de hecho) creo que es la edad, o la etapa en la que estas ahorita. no sabes cuanto añoro mis dias de universidad: la unica preocupacion era pasar el curso bien y donde era la proxima fiesta, porque ni los novios o la ausencia de ellos era trauma alguno.

pero sabes que? parte de lo bacan de esas constantes interrogantes sobre el proposito de tu existir es eso mismo, que al menos te lo preguntas y estaras ocupada/entretenida/etc buscando la respuesta a la misma (por lo menos a mi ese laberinto de kk existencial me divierte muchisimo, me drena, me fatiga, me deprime, pero es divertido totalmente).

besitos y gracias por visitar mi sitio.

lunes, mayo 08, 2006 10:18:00 p.m.  
Blogger Mariposa de Porcelana said...

Creo que todos estamos en el mismo barco de sentirnos en una oscuridad... pero siempre sale el sol. Tarde o temprano. Y esperemos que sea para bien. Entiendo que son etapas que nos hacen madurar. Uno sigue aprendiendo, cambiando y tratando de buscarle más significados a nuestras vidas. Nada dura para siempre, pero como dice Liliana, debemos buscar divertidamente para llegar a lo que añoramos.

Cuídate y ánimo... :)

martes, mayo 09, 2006 1:52:00 a.m.  
Blogger M. said...

yo sí he andado por esos caminos

miércoles, mayo 10, 2006 10:41:00 a.m.  
Blogger Bullit said...

Jo, o pessimista é um otimista bem informado (Mário Benedetti).
beijos

miércoles, mayo 17, 2006 2:04:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google