sábado, febrero 11, 2006

otro viernes al mes

El tipo habla como si de eso dependiera su próxima comisión, como si estuviera obligado a hacer contigo su agosto en febrero. Trago va y trago viene y él sigue ahí: insistente. Si fuera por las miradas que matan, estaría ya -en lo que va de noche- en su quinto entierro. Pero no hay velorio, sólo un ubicuo bartender que de vez en vez se sonríe ante el circo. Sus cursos en labiología 101 no rinden fruto, aunque esté convencido de que cualquier mamito es un nene de teta al lado suyo. Miras con el ceño fruncido, porque cuando se ríe, lo único que ves son los pelitos negros que salen de su nariz. Te preguntas si aún usa los safety scissors de kinder. Pausas un segundo y te excusas para ir al baño. El sonríe y compruebas que no son efectos especiales de la mala iluminación: sus dientes permanecen nicotizados y amarillos. Las anillas de humo que expele de vez en vez también prometen cierto hedor. Una vez en el refugio, repasas el plano mental del lugar y calculas todas las salidas posibles. Mientras, te limpias y lees la promo del próximo happy hour; es inminente escapar. Decidida a poner en acción el operativo, te armas de valor para concluir la noche. Sin embargo, para tu sorpresa, una mujer cincuentona y de notables facciones pectorales se balancea ahora en unos tacones de aguja fina cerca de él. La tipa habla como si de eso dependiera su próxima comisión, como si estuviera obligada a hacer con él la caridad del día. El bartender te guiña un ojo. La puerta trasera ya estaba abierta y febrero nunca ha sido un mes fácil.

15 Comments:

Blogger no apta para la humanidad said...

jajajajajajajaja
¡Qué horror! ¡Me identifiqué con tu escrito!!
Creo que todas nos hemos topado con esos labiosos...especialmente en febrero que las hormonas andan enloquecidas.
Pero bueno, si no fuera por estos personajes nos perderíamos de estas historias chistosas...llegado a cierto punto no se puede hacer otra cosa excepto reírse.

domingo, febrero 12, 2006 12:24:00 a.m.  
Blogger El Navegante said...

Una de tus mayores virtudes, además de soportar lo insoportable, fue al menos poder hallar la puerta de salida.
No te martirices pensando ademas, que te hubiese ocurrido de no aparecer en escena la señora cincuentona.
No será que ese hombre tal vez era una epecie de fetiche secreto, y que aún no lo puede aceptar tu sensibilidad ?
Un besito, ya estás para el screept (se escribe así ??) de una peli, y yo en primera fila.
Un besito de mar(caribe)

domingo, febrero 12, 2006 8:33:00 a.m.  
Blogger Goddess said...

Ufff Amiguita.. y hablando de babosos... que muchos hay, Dios mio!!!!

domingo, febrero 12, 2006 8:47:00 a.m.  
Blogger Madam said...

Jajajaj me hice la película y todo! Uy uno ve cada personaje en las barras, se me paran los pelos. Yo también me he cruzado con los labiosos empalagosos, me dan cosa. Me acuerdan a los disfuncionales que le he dedicado par de escritos. Cuidate!

domingo, febrero 12, 2006 8:56:00 a.m.  
Blogger MaReS said...

Jjejeje
La parte del ba~o me gusto. La verdad es qe siempre se me ocurria cuand escapar cuando leia las promos. Y los babasos ufff en cualquier parte se encuentran, hasta en el mall.
Un abrazo

domingo, febrero 12, 2006 9:20:00 a.m.  
Blogger ojitos said...

jejeje..me alegra que les haya gustado..diosa, la entiendo perfectamente, los babosos andan sueltos y más este mes como indica no apta...
navegante, le aclaro que ésta es una ficción..y que este tipo de personaje JAMAS sería un fetiche, primero porque no tengo malos gustos y segundo, porque precisamente, repudio la gente que habla demás.

domingo, febrero 12, 2006 9:53:00 a.m.  
Blogger Jose Borges said...

Buen cuento. Curioso el uso de la segunda persona... es difícil trabajarlo.

domingo, febrero 12, 2006 3:37:00 p.m.  
Blogger Javier Bardem said...

cool cuento...

lunes, febrero 13, 2006 12:07:00 a.m.  
Blogger Yiara Sofía said...

Has redefinido la noche! Lo "ví" mientras leía! Gracias por escribir la pesadilla de todas, pero más aún gracias por la guiñada de complicidad del bartender! Sigo leyendo...Y.

lunes, febrero 13, 2006 10:00:00 a.m.  
Blogger lilimarleen said...

mira tu por donde que navegando entre los blogs me encuentro con el tuyo. corto, conciso y al punto.

lunes, febrero 13, 2006 10:07:00 a.m.  
Blogger La claridad que soñe said...

me encanto tu histora. es tan horrible cuando eso pasa, y uno no sabe ni que hacer para huir. Por cierto me encanta tus escritos, asi que te añadi a mis enlaces.
Ah y otra cosita mas, hace tiempo escribieste en mi blog y hiciste un comentario acerca de una persona, bueno pues la respuesta es si, era de esa misma persona y parece que fue al mismo tiempo, pero a mi no me gusta darle importancia a las personas que no se la merecen por eso borre tu comentario. Te cuidas!

martes, febrero 14, 2006 8:41:00 p.m.  
Blogger ojitos said...

vaya vaya...pues chica, ves? eramos muchas las hijas del pobre y la abuela pario! nada...mejor haberse dado cuenta a tiempo..ya sabes, aqui a tus ordenes ;)

martes, febrero 14, 2006 9:34:00 p.m.  
Blogger La claridad que soñe said...

Que bueno que nos dimos cuenta a tiempo. Y que puedo decir, menos PERROS, menos pulgas.
Igual aca cualquier cosita que necesites no dudes en comunicarte conmigo. Cuidate!

miércoles, febrero 15, 2006 2:48:00 p.m.  
Blogger Siumell González-Bermúdez said...

Excelente manera de crear la imagen visual de lo que se lee. Me gustó mucho el uso de la segunda persona... aunque no sé que es más díficil si escribir en segunda o tercera persona.

Saludos,
SGB

miércoles, febrero 15, 2006 11:18:00 p.m.  
Blogger Victor Valdovinos said...

atrapada sin salida

je.

Saludos

jueves, febrero 23, 2006 5:11:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google