lunes, enero 02, 2006

ritos















El 2006 me recibió, o es mejor decir, lo recibí, en la calle. Así es: esperaba en las afueras de la casa de mi vecina, para entrar al fiestón que tenían allí los vecinos de la calle. Por cosas de la vida escuché el conteo desde afuera, aunque de veras creo que ellos se adelantaron y no fui yo quien llegó tarde (acababa de salir de mi casa y por la tv transmitían el conteo en el canal 2, faltaban 4 minutos aún). No importó. Pronto me recibió una señora mayor, vestida toda ella de blanco, con una vela encendida. Me la entregó y así hizo con once personas más. Aparentemente es un rito de año nuevo que celebran en esa casa, aunque al menos yo nunca lo había visto en algún otro sitio. El rito consiste en la repartición de doce velas a doce personas que estén ahí. En los doce minutos que prosiguen la llegada de año, la señora de blanco va de uno en uno, toma una de sus manos entre las suyas y la otra la posa en la frente, cierra sus ojos y dice una oración-bendición. Terminado el acto, sopla la velita y reparte instrucciones: "enciende la velita durante el primero de enero...en ese día se tiene que consumir en su totalidad." Es raro, pero sentí una agradable sensación de liviandad que no puedo explicar. No sé si es algo más mental que otra cosa, mas sentí que el 2006 me sonreía, al igual que los ojos azulosos de esa viejita me sonreían luego, mientras me explicaba lo que había hecho par de minutos atrás.

8 Comments:

Blogger Mágico said...

Es algo mental, pero qué no lo es? Muchas veces lo que vemos como real, no lo es y lo que imaginamos se graba, por alguna extraña razon, como un lunar en nuestro cuerpo.
Sí, extraño ritual. Nunca lo había oído mencionar. Pero mágico para usted que le pudo funcionar.
**********************************
Espero que haya llevado algo nuevo al recibir el año, dicen que tambien funciona.
Un abrazo!

lunes, enero 02, 2006 10:17:00 p.m.  
Blogger Goddess said...

NO había oido este rito, bien interesante. Lo importante de los ritos es la FE que ponemos en ellos. Eso es lo que hace que funcionen..

Feliz año...

lunes, enero 02, 2006 10:58:00 p.m.  
Blogger ~Blue Angel*~ said...

Espero que si el 2006 nos sonria:) Que ritual raro, hey pero whatever works.

martes, enero 03, 2006 2:21:00 a.m.  
Blogger openeyes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

martes, enero 03, 2006 9:34:00 a.m.  
Blogger Luunna said...

Ojitos interesante lo que cuenta, indudablemente se trata de algo espiritual,y todo lo que tenga que ver con la espiritualidad es bienvenida, por eso esa sensacion de liviandad..
Un abrazo de osa, te sigo leyendo
Luunna

martes, enero 03, 2006 11:20:00 a.m.  
Blogger pomelo said...

no habia escuchado sobre el rito de las velitas. pero es bien bonito. sobretodo eso de que dos personas recen y se bendigan.
eso de sentirse livianita, quizas tiene que ver, con dejar atras los pesos del año viejo, renovar el corazon con sueños, ilusiones y esperanzas, empezar livianito a caminar este 2006.
un abrazo y un beso!!!!
felicidades!

martes, enero 03, 2006 3:06:00 p.m.  
Blogger El Navegante said...

ojitos de mar(caribe)
Me fascinó tu relato, pues increíblemente tuve hace unso años una experiencia muy similar.
Sentí la misma paz que sentiste tú, cuando a orillas del mar, he visto una ceremonia que me ha llegado mucho,a pesar d eno ser practicante de ese rito, pero qeu sentí cómo esparcía la bondad y la paz entre los que nos concentramos en sus plegarias.
Disculpa por no haber venido antes a charlar contigo.

miércoles, enero 04, 2006 6:39:00 a.m.  
Blogger Ashar Edith said...

Raro... Interesante.
Totalmente nuevo para mí.

miércoles, enero 04, 2006 8:50:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google