lunes, noviembre 14, 2005

sin ella

mama y jo, jacksonville, florida, 2001

a mi abuela, delia margarita

el día en que ella murió
callaron las voces en murmullo
se opacaron mis ojos
como si salieran de la arena.
el día en que ella se fue
llegué escasa de buenas nuevas
a ver si encontraba
en los trazos de sus dedos,
abrazos de alguna pista
que me llevaran a donde dormía.
el día,
que fue noche,
se oscureció de luces
y de sonrisas
y de voces
y de amantes terciopelos en sus manos
que exhalaron en las nubes
un rocío burdo
como si exprimieran letanías a lo lejos
en ecos viscerales
de bocas mal cosidas,
en costuras pardas
de lenguas y de llanto
lamiendo sereno
en esa noche tan fría.

y heme aquí,
un año después del después:
coja de palabras
para decir cuánto la extraño.

10 Comments:

Blogger Larha said...

Es precioso.

lunes, noviembre 14, 2005 4:51:00 p.m.  
Blogger natzan said...

que bonito pero aunq sientas esa ausencia. dentro de ti siempre estara ella. un fuerte abrazo

martes, noviembre 15, 2005 6:02:00 a.m.  
Blogger Niko said...

cuando perdemos a alguien... se lleva un pedazo de nosotros siempre... y nosotros con un pedazo de ellos.

martes, noviembre 15, 2005 12:58:00 p.m.  
Blogger asteroide519 said...

Siempre he creido que los muertos se llevan por dentro. Dejan esa marca indeleble que nos guía y conduce cuando a veces podemos estar extraviados, incluso, a veces, te hacen escribir cosas maravillosas...
Gracias por recordarme a mi abuela, hermosa forma de recordar la tuya.
Saludos.

martes, noviembre 15, 2005 10:44:00 p.m.  
Blogger Victor Valdovinos said...

Que en relaidad
no se le ha ido
ni se ha escapado a ningún lado.

Saludos
Un abrazote.

miércoles, noviembre 16, 2005 1:48:00 a.m.  
Blogger Malakatonche said...

Mi abuelita sigue por acá: viendo los rios desbordarse, comiendo queso de paisana y durmiendo en su hamaca su siesta de belleza por las tardes.

Que la vida se detenga aqui, no tengo corazón para ese futuro lejano.

miércoles, noviembre 16, 2005 1:39:00 p.m.  
Blogger Jose Borges said...

Me gustó mucho. Cuatro años después de la muerte de mi padre y aún puedo encontrar palabras... Comprendo cómo se siente.
Gracias, me ha gustado (redundante, pero quería hacer el énfasis).

jueves, noviembre 17, 2005 8:02:00 p.m.  
Blogger ALICIA/AZUL said...

Suele ser asi..en situaciones de ausencia el tiempo no se mide..va en línea recta y siempre con la misma frecuencia e intensidad..sólo nos queda el consuelo de los recuerdos de esas personas que a través de las memorias siguen hablando con nosotros.. por eso hay que procurar la buena memoria!

sábado, noviembre 19, 2005 11:17:00 a.m.  
Blogger Boricua En La Luna said...

Me hiciste llorar

martes, noviembre 22, 2005 9:52:00 p.m.  
Blogger Shery said...

que linda la abuelita... :)

martes, noviembre 22, 2005 9:55:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google