martes, octubre 11, 2005

auto de erótica o autoerótica

hay sentida carencia
por los pliegues de esta cama,
en la almohada
mi cabeza ya no pesa.
que es tu nombre el que quiero
para impregnarlo de mis bocas.
cuerpo extendido,
enrollado el deseo,
palpita solo ante tu ausencia:
que es tu nombre
el que presumo erógeno
al pronunciarlo con mis dedos.

es tu nombre
es tu nombre

[y ahora el mío:
desenrollado
exhausto,
cargándome aliento.]

mas despreocupa:
mi mano izquierda
nunca sabrá
lo que ha hecho
mi derecha:
carece su tacto
de ese talento.

4 Comments:

Blogger TiNO RO said...

Hermosa Ojitos,

un nombre se transforma en fetiche
en una impura obsesión

unas cuantas letras te llevan
a un vacío oscuro y perdido
tatuado en fuego en tu sien.


Saludos,
Tino RO.

Pd.- no votaste, pero estas dispensada :)

miércoles, octubre 12, 2005 10:11:00 a.m.  
Blogger Cuervo said...

Hola he leído tus poemas y este particularmente es como un toque suave y feroz con los labios sobre mi boca, mientras bebo de los besos en mi memoria.

Un gusto leerte

viernes, octubre 14, 2005 7:42:00 a.m.  
Blogger ojitos said...

pues este a mi me gusta mucho cuervito :)

martes, octubre 18, 2005 12:25:00 p.m.  
Blogger Victor Valdovinos said...

Sin embargo,
hay una especie de
ventrilocuencia
en donde el cuerpo es títere
y las manos voces.

Que la manos hablen
esta vez.

Saludos

jueves, octubre 27, 2005 1:39:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google