jueves, agosto 11, 2005

distantĭa

asfalto las noches con tu boca
como quien recorre la ciudad a oscuras
mas propendo a dudar ante la duda
que provoca una risa rota.
procuro no inundarme con tu risa
mientras de puntillas paseo en tu mirada
y me rapto a mí misma, encarcelada,
llena de detalles y de cosas,
diluyendo al primogénito olvido:
casa donde todo sobra.


me bastas tú, pero te alejas.
me basto yo, pero soy poca.

2 Comments:

Blogger Victor Valdovinos said...

parece pues, que no basta ser uno mismo,
y también da miedo
saberse poco
y vacíos.

Grande y grata sorpresa encontrarla,
después de haber sido encontrado
primero.

Saludos.

sábado, agosto 13, 2005 6:09:00 p.m.  
Blogger ojitos said...

Es que es malo conformarse con bastar o ser tan solo suficiente.

domingo, agosto 14, 2005 1:06:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Google